miércoles, 8 de octubre de 2014

(1972) Isaac Asimov - Los Propios Dioses



(Reseña publicada originalmente en Goodreads el 12 de julio de 2014)


Genial obra de Asimov que consigue aunar en un puñado de memorables páginas todo el significado de aquello que se vino a conocer dentro del mundo de la ciencia ficción como "el sentido de lo maravilloso".

Partiendo de la premisa del descubrimiento en un laboratorio de que una muestra de tungsteno se transmuta en un isótopo imposible del plutonio, Asimov pilotará la aventura intelectual que de cuenta de la explicación de ese hecho. Esto es, del desarrollo científico y técnico que posibilite la comprensión de este fenómeno. Y ello nos transportará a los lectores a regiones ignotas de la comprensión física del mundo y, literalmente, a universos paralelos. Universos en los que seremos testigos de la existencia de fascinantes formas de vida inteligentes distintas pero con dilemas éticos y problemas epistémicos idénticos a los nuestros. Las soluciones a todos esos interrogantes y sus modificaciones por adición o supresión a las respuestas que la ciencia actual otorga a esos problemas, supondrán suficientes vitaminas para apaciguar para varias lecturas futuras la sed del "sense of wonder" que mencionaba antes. El cual, sin embargo, no se agota con ello. Las descripciones de la sociedad selenita, tanto a nivel cultural como tecnológico, y sus precisiones sobre los infortunios gravitatorios, incluida la acrobacia sexual o los deslizamientos sin motor, no harán sino añadir verosimilitud al sentimiento de fascinación y extrañeza.

Como todas las aventuras, ésta contará con sus aspectos heroicos, pero también prosaicos. Porque en "Los propios dioses" tenemos ciencia, pero ciencia real -o al menos todo lo real que pueda ser la ciencia-ficción-. En ese sentido, Asimov nos presenta un relato en el que el orgullo, el rencor, la inquina, las maquinaciones, las mentiras impostadas, el ansia de honor y fama y, en general, todas las bajas pasiones, tendrán un lugar protagonista en la actividad científica descrita en una narración que dibujaría una pérfida sonrisa de aprobación en autores como Kuhn o Latour.

Además, es innegable las reminiscencia, metáforas y alusiones tácitas y veladas a la geopolítica mundial de la guerra fría que Asimov deja caer aquí y allá, a pesar de ambientar la novela en los últimos 30 años del siglo XXI. También el texto está impregnado de un simbolismo en el que el secesionismo cainita, el especismo moral e incluso el psicoanálisis dejan verter sus efluvios en la narrativa. Todo ello no hace sino hacer más completa la experiencia.

La lectura de "Los propios dioses" supone una verdadera demostración de poder y un autoritario golpe en la mesa que confirma a los clásicos de la ciencia ficción, y en especial a su autor, Isaac Asimov, como los sempiternos rivales a batir en un género del que no se han escrito, por fortuna, todas sus páginas más gloriosas.

Calificación:


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Licencia de Creative Commons
Conclusión Inatinente by Jose Gaona is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Puede hallar permisos más allá de los concedidos con esta licencia en http://conclusioninatinente.blogspot.com.es/p/licencia.html